Nunca me abandones

Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro (Anagrama)

Escrita en 2005, fue considerada ese año por el Time una de las 100 mejores novelas escritas en lengua inglesa desde 1923. Doce años después su autor recibió el Nobel de Literatura.

Es una rara avis de la rara avis que es Ishiguro. El título remite a una novela romántica, nada más lejano. Hay algo de Blade Runner en el destino trágico y el tono melancólico de la narración.

Podría ser una historia común sobre un internado donde estudian niños y adolescentes. Podría pero no lo es. La historia nos deja acompañar a un grupo de niños y niñas desde su infancia hasta la adolescencia. Nos deja encariñarnos y nos deja descubrir al mismo tiempo un brutal secreto que es el misterio detrás de esta novela.

Al igual que en Blade Runner, o en Cadáver exquisito esta novela nos interpela moralmente y metafísicamente.

Pero no estamos ante replicantes o caníbales, estamos ante algo tan verosímil que asusta. ¿Hasta dónde seríamos capaz de llegar para salvarnos o salvar a alguien que amamos? ¿Qué nos hace ser humanos? Bellamente Ishiguro postula que quizá es la capacidad de crear y conmovernos con el arte.

Esta triste distopía lo deja a uno con un sabor amargo. Seriamos capaz de llegar a esto. ¡Claro que lo seríamos! En 2010 se filmó una película excelente basada en la novela. Es fiel, solo que revela el secreto casi al empezar. No cambia mucho el saberlo. Pero mejor leer primero el libro. Eso sí, vean la película enseguida, no sé si después uno vuelve a tener el valor de hacerlo. Yo lo hice para volver a verlos niños, felices e inocentes.

Recomendado por:
Autor del libro:

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Mirá también:

Rankings de libros:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas novedades editoriales

Envianos tu recomendación