El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes

Es una historia de reconciliación madre-hijo, pero también es la denuncia de lo cara que es a la salud mental, la carencia afectiva. Saberse solo hasta la locura. Tampoco cae en un facilísimo acusatorio, cada uno hace lo que puede. Lo que más me gustó, además de la prosa tan brutal como poética, es la honestidad. Porque aunque la reconciliación funciona como bálsamo y hasta como leitmotiv, no hace magia. Hay algo que permanecerá siempre en el orden de lo irreparable. «Te he querido Aleksy, te he querido como he podido». Saberlo no borra el daño, pero salva. ¿Salva?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Recomendado por: 
Autor del libro: 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Mirá también:

Rankings de libros:

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas novedades editoriales

Envianos tu recomendación