Pedro Páramo

“Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo. Mi madre me lo dijo. Y yo le prometí que vendría a verlo en cuanto ella muriera. Le apreté sus manos en señal de lo que haría, pues ella estaba por morirse y yo en plan de prometerlo todo”. Así es el comienzo de la novela Pedro Páramo de Juan Rulfo. No se puede agregar nada más.

Pedro Páramo fue publicada en 1955. La escribió en cuatro o cinco meses. Se convirtió en un clásico del realismo mágico latinoamericano.

La trama: Juan Preciado llega al pueblo de Comala en busca de su padre llamado Pedro Páramo. Comala es un pueblo que está sobre las brasas de la tierra, en la mera boca del Infierno.

La novela es como si se hablara. Las voces del libro se superponen como fantasmas. Hablan los muertos. Hablan los vivos. O, mejor dicho, por momentos ya no se sabe quién habla en ese coral de voces que es este viaje moderno de Dante al infierno. Es el vagabundeo de las ánimas en busca de la palabra. Los personajes no tienen rostro. La prosa es de una ternura violenta y sencilla.

En la edición de su Biblioteca personal, Borges escribe que Pedro Páramo es una de las mejores novelas de las literatura de lengua hispánica, y aún de la literatura. En esa reseña, básicamente, le destaca dos cosas: elogia que Rulfo apenas haya publicado dos libros y dice que Pedro Páramo es un texto fantástico. Economía de la palabra y ficciones. Cómo no iba a gustarle a Borges.

Recomendado por: 
Autor del libro: 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Mirá también:

Rankings de libros:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas novedades editoriales

Envianos tu recomendación