La perla asesina (Historia de un aneurisma)

Una mañana, Ignácio Loyola de Brandão se levantó de la cama y el piso se movió. Giró hacia donde iba el piso y este lo hizo en sentido opuesto. ¿Vértigo? ¿Mareo? ¿Principios de laberintitis? Luego, la automedicación, la auto explicación y al final la consulta con el médico, los análisis, las vueltas al hospital por los resultados. Loyola tenía un aneurisma, pequeño… Muy pequeño, sí, pero en cualquier momento, la granada dentro de su cerebro podía explotar.

La perla asesina (Historia de un aneurisma) es el relato personal de este autor brasileño (Araraquara, Sao Paulo, 1936), bautizado como Ignacio de Loyola –julio 31 según el santoral católico— editado en español en 2015 por Cal y Arena en la colección Ensayo personal.

Libro de varias vertientes, La perla asesina recorre el camino de la enfermedad y la operación mediante la cual el aneurisma habrá de ser finalmente clipado. Es también el recuento de la propia vida de Ignácio Loyola de Brandão como de la literatura brasileña; de las preocupaciones del autor en torno a la vida y los hechos que la conforman.

Es también la prueba de que la literatura brasileña goza de cabal salud y que poco o nada, o apenas la superficie de ésta es conocida en castellano por más que las frases de algunas obras de, por ejemplo Clarice Lispector se «citen» –vaya uno a saber si de manera pertinente o verídica— en las redes sociales y cuyas claves de atracción son lo mismo reveladas por Carla Guelfenbein en Contigo en la distancia que por Ignácio Loyola de Brandão en La perla asesina (Veia bailarina, en portugués).

Loyola tiene una larga historia como periodista y narrador en Brasil y sus textos recuperan la vida del hombre común de Sao Paolo y las características de esta ciudad condensada en diversos obras –cuentos, novelas— traducidos lo mismo al alemán que al italiano que para ediciones húngaras y coreanas sin faltar el inglés, idioma que el autor aprendió sobre la marcha y que lo llevó a entrevistar a diversas personalidades, una de ellas el presidente Eisenhower hacia mediados de los años 50, cuando el jefe del estado norteamericano realizaba una gira por Brasil. En 1976, su obra Cero fue traducida al español para una edición en Galba y en el año 2000 Global editó «El hombre que expandió el desierto».

Publicado originalmente en 1996, La perla asesina es el recuento de los días que Ignácio Loyola de Brandão recorre antes de internarse en el hospital donde le será tratado el aneurisma. No hay drama ni baratijas de manual de autoayuda, mucho menos recetas para enfrentar la muerte o la vida, esa variante de la muerte.

Hay, como en cualquier persona sensata, dudas, temores, preguntas, cosas que nadie quiere saber más allá de lo necesario. ¿Sanaré? ¿Volveré a ser el mismo? ¿Podré escribir de nuevo? ¿Podré leer otra vez? ¿Terminaré en una silla de ruedas vegetando? ¿Sobreviviré al postoperatorio? ¿Pescaré una infección?

Todas las dudas van siendo saldadas de una u otra forma por un equipo médico que permanecerá en las sombras y no usufructuará la fama del paciente. No habrá tampoco apariciones en televisión ni en la prensa ni opiniones doctas vertidas a la menor provocación. Habrá, eso sí, un pacto ético de los doctores con el ejercicio de su profesión que sólo Loyola está autorizado a revelar y lo hace puntualmente en este libro reconociendo no sólo la capacidad profesional del equipo médico que lo atendió, sino asumiendo que sólo a él correspondía revelar la capacidad de este grupo de galenos que honran el juramento hipocrático: «Guardaré secreto sobre lo que oiga y vea en la sociedad por razón de mi ejercicio y que no sea indispensable divulgar, sea o no del dominio de mi profesión, considerando como un deber el ser discreto en tales casos».

En tanto que periodista Loyola es también paciente y sabe que hay médicos que pueden capitanear una vuelta a la «ética rigurosa» que devuelve a ambos estamentos su prestigio «en esta época de valores confusos».

Decimos temer a la muerte cuando el gran temor debiera ser la vida… Usted, sí, usted tiene un aneurisma. Una perla asesina, una granada a punto de explotar; usted transita sobre un campo minado. ¿Está listo para saberlo?

(Ignácio Loyola de Brandão, La perla asesina (Historia de un aneurisma), Cal y Arena, México, 2015, 231 pp.).

Recomendado por: 
Autor del libro: 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Mirá también:

Rankings de libros:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas novedades editoriales

Envianos tu recomendación