El amor por la literatura en tiempos de algoritmos

“Crecí en un hogar sin biblioteca”, dice Hernán Vanoli en la “Introducción” de su trabajo. Y agrega: “Sin embargo, al detectar mi temprana inclinación hacia las historias, los relatos y las fantasías, mis padres comenzaron a comprarme libros, que me entregaban con el gesto exacto con que un cuidador del zoológico arrojaría peces tumefactos o paquetes de pollo a un oso encerrado en una jaula”. La imagen es elocuente y poderosa: está atravesada por más de una metáfora y funciona a muchos niveles.

En cierta forma, el libro está estructurado de acuerdo a esa misma lógica. Hernán Vanoli lo ha subtitulado: “11 hipótesis para discutir con escritores, editores, lectores, gestores y demás militantes”. A priori, el autor marca la cancha y divide a los escritores, siguiendo la clasificación propuesta por el semiólogo Umberto Eco, entre “apocalípticos” e “integrados”. Los “apocalípticos” (grupo con el cual Vanoli se manifiesta más en sintonía) serían aquellos que sostienen que las comunidades virtuales, por no sostenerse en relaciones cara a cara, son en realidad, poscomunidades, “amontonamientos de performances yoicas, cuevas de inautenticidad”. En cambio, los “integrados” serían ese conjunto de quienes ven en estas comunidades virtuales “formas de sociabilidad novedosas y errantes” y que sostienen una perspectiva optimista tanto de las tecnologías de la información como del neoliberalismo financiero.

Son dos posturas extremas: ese continuum está poblado de numerosos grises y matices. Hernán Vanoli navega en ese mar de tendencias, estructuradas en el texto a partir de sus hipótesis personales. La primera de esas hipótesis es “Las plataformas de extracción de datos privatizaron internet en un sentido conservador, dado que los textos empiezan a funcionar como entidades carismáticas y monetizables”. Allí, ya emergen los hechos y protagonistas que poblarán todas las páginas del libro: escritores, editores, lectores, influencers, Facebook y su algoritmo, la “burbuja de filtro”, las plataformas de extracción de datos y su relación con los monstruos del mercado transnacionales. La hipótesis final es, ante todo, la propuesta de una misión: “Es urgente pensar políticas culturales que vayan más allá del distribucionismo débil y del progresismo neoliberal”.

Párrafo aparte merecen los tres textos que conforman el “Bonus track” del libro, cuyos títulos interpelan estridentemente al lector, casi buscando roña, digamos en buen criollo: “Roberto Arlt, un facebookero peronista”, “Como los agrotóxicos, Borges puede alimentar el mundo” y “César Aira debería recibir el último Premio Nobel”.

El amor por la literatura en tiempos de algoritmos (Siglo XXI Editores, 2019)

Autor del libro: 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Mirá también:

Rankings de libros:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas novedades editoriales

Envianos tu recomendación