Las aventuras de la China Iron

Siempre la pregunta por la identidad: ¿quiénes somos?, ¿qué es la Argentina?, ¿existe algo que nos defina? ¿existe algo que no somos?, ¿cómo contamos eso? Desde Echeverría, el Martín Fierro, el Naturalismo hasta Mairal en El año del desierto, siempre la literatura ronda los márgenes de esos interrogantes.

Fierro fue ese gaucho rebelde, desertor. que supo convenientemente resignarse y dar consejos de adaptación. La escritora argentina Gabriela Cabezón Cámara oyó un vacío en esa historia y la voz de la China viene a llenarlo. La China escapa de un Fierro bruto y borracho que se la gana a las cartas para condenarla a la oscuridad del rancho, al fornicar por obligación o aburrimiento y a lo imposible de construir una subjetividad.

Pero la China conoce a Liz, una inglesa industriosa, que se abre paso a través de la Pampa, camino al desierto. En ese viaje -que es geográfico y es interno- la China deviene Iron. Puede nombrarse y nombrar, conocer y conocerse y, abrumadoramente, sentir y sentirse.

La construcción de una subjetividad femenina en la Argentina del siglo XIX se narra entrelazada con los conflictos fundantes de la nación (civilización/barbarie) y con la tradición literaria. Articulado esto en un Hernández coronel, estanciero y ladrón de versos populares que un tal Fierro en toda su rudeza payaba con pasión.

Son muchos los pliegues por donde seguir pensando esta novela. Hay que meterse -a riesgo de empantanarse – en su sintaxis revolcada y voluptuosa.

Las aventuras de la China Iron, de Gabriela Cabezón Cámara ( Random House, 2017)

Recomendado por: 
Autor del libro: 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Mirá también:

Rankings de libros:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas novedades editoriales

Envianos tu recomendación