Los peligros de fumar en la cama

En este libro de relatos vemos una vez más la capacidad que tiene Mariana Enríquez para aterrarnos, incomodarnos, perturbarnos, recurriendo a situaciones cotidianas pero también muy locales, atravesadas por acontecimientos históricos y problemáticas sociales. Por sus páginas desfilan un grupo de adolescentes que juegan a la copa para contactar a sus conocidos desaparecidos en la dictadura militar; niños y jóvenes secuestrados por redes de trata o escapados de reformatorios que regresan en masa y de forma escalofriante; un grupo de chicos que se refrescan en las tosqueras (piletas improvisadas de los pobres que esconden trampas mortales) mientras juegan a seducirse, y unas darkies obsesionadas peligrosamente con un rockero muerto.

Los paisajes son familiares para cualquiera que haya cruzado el conurbano bonaerense, pero Enríquez convierte su desolación y marginalidad en un escenario pesadillesco, donde las supersticiones, los celos, la soledad y la búsqueda de sentido arrastran a los personajes al corazón de las tinieblas.

No puedo decir que me haya gustado tanto como Nuestra parte de noche porque realmente esa novela me atrapó como pocas. Pero vale la pena transitar estos cuentos para apreciar cómo Enríquez logra alcanzar un nivel de calidad en la escritura del género que creo que tenemos que remontar a Horacio Quiroga para encontrar en la literatura argentina.

Recomendado por: 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Mirá también:

Rankings de libros:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas novedades editoriales

Envianos tu recomendación