Stoner

«Digo: aunque contemos historias en el contexto de una ciudad o un villorio, probablemente concuerdes en que las historias comienzan por su final», le dice John Berger a Susan Sontag en la conversación que mantienen para la BBC en 1983.

En cierta forma, la novela de John Williams me dio esa misma certeza mediante un ejercicio de lectura elemental. El ejercicio fue seguir, palmo a palmo, el desarrollo del personaje de William Stoner. No es más demandante que andar. No hay debate con la economía narrativa, porque el texto tiene un norte, que intuimos o vamos intuyendo, y hacia el que se orienta con naturalidad.

Lo personajes son integrales. Tienen experiencias íntimas, errores gozosos, aciertos culpables, dramas medio forzados, o los triunfos y mínimos actos de justicia con los que nos justificamos.

Hay un gema más que pude extraer leyendo esta novela: la experiencia ecuánime hacia el personaje de ir develando la vida mientras se la experimenta/lee. Y la clave, creo del trabajo que Stoner hace sobre el lector está en la expectativa. Digo: la pregunta que se repite en su lecho de muerte el personaje es.

«¿Qué esperabas?».

Instagram: @juanmanuelo707

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Recomendado por: 
Autor del libro: 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Mirá también:

Rankings de libros:

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas novedades editoriales

Anterior
Siguiente

Envianos tu recomendación