13 años sin Luciano Arruga: El mar que ella conoció

Por Daniel Mecca (@danielmecca)

Mónica se levanta con una sensación mala. De golpe. Se despierta y sale a buscar a Luciano. Llama a su hija Vanesa, Vane, hermana de Luciano, le dice: Mirá, Luciano no llega, Lu no llega, y yo tengo una sensación mala. Ahí nomás empiezan a recorrer las comisarías. A Lu le gusta jugar al fútbol y no puede por estas cosas de esta sociedad de mierda donde tenés que tener guita si querés hacer algo, dice ella, Vanesa, y entonces hay cosas que Luciano no puede hacer, que Lu se gana el dinero tirando de un carro, que tiene amigos sin un mango, con la heladera vacía, y él que va a su casa, a la de Vanesa, y que le pide plata para poder llevarle algo a sus amigos, y no, sabés que no le gusta mucho la escuela, je, pero sí la pelota, pero sí River, y Vane que le insiste con la escuela y dale, Lu, dale, hacela, y a él que le gusta leer a Verne, La vuelta al mundo en ochenta días, Viaje en Globo, El Principito, ah, sí, cómo se enamora de la rosa del libro, y ahora está por empezar el secundario, y se lo dice así: Yo voy a hacer el secundario solamente para tener el título y dártelo a vos, a vos, sí, a vos, Vane, porque ella es la que más le hincha con la escuela y él que le dice: para que no me rompás más lo voy a hacer, y se ríe, se ríe hermoso Luciano Nahuel, y ahora se va trabajar a la fábrica de calzado y ya es 2009 y Luciano va a empezar la escuela, ya, ya, pero no, Mónica se levanta con una sensación mala. De golpe. Se despierta y sale a buscar a Luciano. Mirá, Lu no llega, yo tengo una sensación mala y aparece el recuerdo de un año antes cuando le dijeron en el destacamento: Negrito, si no te callás, te vamos a llevar a la octava y te vamos a seguir golpeando, y ahí mismo hay gritos, en el destacamento, gritos, gritos, y que Negro de mierda, te van a violar en la octava y vas a aparecer en una zanja, y ahora es 31 de enero de 2009, es madrugada y Luciano que no aparece, que no aparece, Vane, que no aparece y que Mónica te llora ese día, te llora ayer, te llora ahora, negrito, negrito que ya sos tierra, negrito principito, te llora, pero te llora sola, no más frente a la gente, no más bajar los brazos, no más este destrozo y sí el mar, ese mar que ella conoció, que mamá conoció, tal como vos querías.

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 1 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Mirá también:

Rankings de libros:

Últimas novedades editoriales:

Anterior
Siguiente