“Yo era partidario de la Revolución Rusa”: Jorge Luis Borges, el bolchevique

Por Daniel Mecca // @danielmecca // 

Jorge Luis Borges tuvo su época bolchevique. Sí, sí, leyó bien, un Borges “bolche”. Fue durante sus años jóvenes y vanguardistas en Europa cuando escribió poemas dedicados a la Revolución Rusa de 1917.

¿Cómo fue la historia de este Borges entusiasmado con la primera revolución socialista triunfante en el siglo XX?

Luego de vivir en Ginebra entre 1914 y 1918 –y antes de regresar a Buenos Aires– la familia Borges pasó por España donde el joven escritor adhirió a la vanguardia del ultraísmo junto a su maestro Rafael Cansinos-Asséns.

Allí, en España, Borges escribió un libro llamado Los salmos rojos o Los ritmos rojos (la duda es de Borges). Era una colección de poemas en verso libre –unos veinte– que “elogiaba la Revolución Rusa, la hermandad de los hombres y el pacifismo”. La cita es del propio escritor y está en la Autobiografía que publicó en 1970 en la revista The New Yorker.

Borges llegó a publicar tres o cuatro poemas en revistas. Algunos títulos: Épica bolcheviqueTrincheraGuardia rojaRusia. Este último fue publicado por primera vez en la revista Grecia, el 1 de septiembre de 1920. Se lee al final del poema: “Bayonetas, que portan en las puntas las mañanas”.

Borges destruyó ese libro antes de regresar a Buenos Aires. Según Alejandro Vaccaro –uno de sus biógrafos– fue porque no encontró quién lo editara. En la biografía de Borges que escribió Edwin Williamson se desarrolla que el escritor empezó con el contacto de las ideas socialistas en Ginebra.

Ya en Buenos Aires, Borges, su amigo Macedonio Fernández y los tertulianos del Café La Perla llegaron a tramar una novela donde se hacía presidente la República Argentina al propio Macedonio y “abrir así el camino al bolchevismo”. A César Aira le debe gustar esto.

Hacia el final de su vida, en un reportaje de 1981 a la TV argentina, Borges dirá sobre el estalinismo: “¿Quién iba pensar que aquella que fue un gran esperanza de fraternidad de paz y esperanza (se haya convertido) otra vez en el zarismo? En 1918, yo era partidario de la Revolución Rusa, pensaba en un mundo sin fronteras, de paz, de justicia social y ahora tenemos un imperio idéntico al de los zares y más eficaz”.

Borges atravesó distintas épocas políticas: bolchevismo, yrigoyenismo, ferviente antiperonismo, apoyo a la dictadura genocida de 1976 y luego firmante de petitorios por los desaparecidos.

Pero, sobre todo, se definía como anarquista “spenceriano” y decía: “Creo que con el tiempo mereceremos no tener gobiernos”.

publicada originalmente en diario Clarín

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. También está presente en el cuento “El otro”. El Borges joven se muestra idealista, preocupado por los oprimidos, y asegura que un escritor debe tener compromiso con esa causa. A mi entender, Borges (me refiero ahora autor, no a los personajes del cuento) presenta es versión joven de forma algo peyorativa.

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Mirá también:

Rankings de libros:

Últimas novedades editoriales:

Anterior
Siguiente