A un niño de Kabul

“Sobre cada niño se debería poner un cartel que dijera:
Tratar con cuidado. Contiene sueños.”
Mirko Badiale

Hay una paloma invisible y triste
cubriendo con sus alas la injusticia.
El noticiero exhibe un cuerpito
otra vez mataron la inocencia.
Quisiera abrir una puerta
ver al pequeño vivo
sacarlo del horror
decirle que aún puede montar
al Pegaso de mi escoba
y llegar al arcoíris.
¿Alguna vez habrá soplado el burbujero
y llenado el aire de pompas e ilusiones?
Cómo darle un abuelo igual al mío
que le enseñe el secreto de los pájaros
y se trepe a los árboles
para silbar desde lo alto
o compartir el vértigo
del karting a rulemanes
rodando en la bajada
o un beso de madre por las noches
que lo arrope y le cuente
de una niña, un príncipe
y un zapato de cristal.
Hoy bombardearon la esquina de su casa
Se llamaba Shahab
como la estrella fugaz.
Hoy un cometa perdió su luz
en cielo de Kabul.

Gladis Mabel Dominguez
Instagram: @azul.de.abril

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor del poema: 
  • Gladis Mabel Domínguez

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.