Paisaje costero

Florece una estrella en el atardecer tardío.
Pestañea indecisa, tímida en el cielo anaranjado que comienza a derretirse sobre el río.
La luna es aún un bosquejo difuso.
 Lentamente la noche va ensayando torpes trazos azules en el horizonte islero.
 Regresa una canoa cansina, iluminada apenas su silueta. Es tenue su forma, oscura y opaca. Como el oscuro pescador que agobia su espalda al ritmo simétrico del remo lento y monótono que cicatriza el agua.
Una garza blanca pasa ondulado sus alas. Y, en la orilla, un Martín Pescador, se acurruca en la rama.
Va cundiendo un silencio oloroso a río, a junco, a camalote, a sauces que lloran su savia. 
Callaron los zorzales.
Se avecina un descanso mojado de rocío en la costa del Paraná en calma.

Liliana Pascualini
Instagram: @LilianaPascualini

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor del poema: 
  • Liliana Pascualini

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.