Poema confeso

ayer asesiné al hombre que me mató.
no lo hice de a poco como él.
lo mío fue contundente
lo hice en defensa propia.

soy asesina confesa y estoy prófuga.
asesina una vez más.
antes fui cómplice de mi propio asesinato.

mientras escribo,
cada palabra es una astilla
que se me clava en el cuerpo.
antes, escribir era lo único
que le insuflaba vida a mi muerte
ahora que maté a mi asesino
mis manos se quebraron
ya no sé escribir. o sí.

Instagram: @corazondtango

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor del poema: 
  • Ana Gervasio

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.